Home

 Ana Mora, fotografía de arquitectura o lo que es lo mismo: Arquitectura emocionante en imágenes

Un edificio no existe hasta que alguien lo habita, lo usa o lo admira.


Durante la historia de la humanidad se han perdido grandes obras arquitectónicas sin dejar rastro, solo existen vagas descripciones en libros o registros de la época.

La obra de un arquitecto, su visión concreta de un edificio o vivienda, es algo único que ha de ser retratado con la misma sensibilidad con la que fue concebido.

Un arquitecto sin un fotógrafo especializado que retrate con respeto y delicadeza su obra, no es visible.

Todas esas horas trabajando frente a la mesa, en el ordenador, las noches sin dormir, las concesiones al cliente, las peleas con el presupuesto, el perfeccionismo…no valdrían de nada sin un profesional que capture la esencia.

Todo ese esfuerzo que hacen los arquitectos se condensa en una criatura viva que merece una fotografía que la sitúe en la historia.